martes, 20 de abril de 2010

2. El uso de las Drogas en el Imperio Incaico



“(Del quechua kuka ) Arbusto de la familia de las Eritroxiláceas, con hojas alternas, aovadas, enteras, de estípulas axilares y flores blanquecinas. Indígena de América del Sur, se cultiva en la India y en Java y de ella se extrae la cocaína. “(RAE 2010).
La coca, siendo esta una de las drogas no procesada en su estado natural, fue consumida desde hace muchos años en las sociedades andinas. Un ejemplo de ellos, fueron los incas, los cuales supieron aprovechar las diversas propiedades que brinda dicha planta con la finalidad de satisfacer sus necesidades diarias.


En primer lugar, los sembríos de la hoja de coca se plantaban en las regiones llamadas yungas, los cuales son valles cálidos que hay a un lado y otro de los andes según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE). Su cultivo era muy laborioso y tedioso, ya que era necesario preparar el terreno alrededor de 1 a 2 años antes de su sembrío. Es por ello, que el inca utilizo la mita, el cual “era el concurso de energía por turnos destinada fundamentalmente a la producción de bienes redistribuibles entre los miembros del grupo” (Pease 1992:63), para producir grandes cantidades de dicha planta. Esta forma de trabajo fue distribuida de la siguiente forma: durante el día limpiaban las tierras de impurezas, posteriormente se llevaban las hojas ya cortadas a secar, luego se guardaban en cestos con un peso de 2 libras aproximadamente. Según el libro de Remedio de la peña Begué “el uso de la coca entre los incas” se menciona lo siguiente: Existía una casta llamada “coca-camayox”, ésta que era una casta privilegiada, era la encargada del cultivo de coca, y a la cual los incas les otorgaban para sí y sus descendientes un pedazo de chacra, la responsabilidad de los coca-camayocx era cuidar la chacras, hacer los cestos en donde se secaba la coca para luego encestarla en cada mita[1]. En contraste con otros pueblos, esta planta fue llamada khuka por los Aimaras habitantes de la región del lago Titicaca, este nombre que le fue atribuido significaba “Árbol por excelencia”, ya que se le atribuye a muchas virtudes.


En segundo lugar, el uso religioso de esta planta se le atribuye a los incas, ya que durante esta época, los señores mascaban la hoja de coca y luego, se los entregaban a los sacerdotes para que éstos la quemaran en honor a sus dioses. “Lo que más usaban en sus ritos religiosos eran animales (…) y la yerba que tanto estimaban, la coca” (Garcilaso 1916:36). Por otro lado, en los mitos incaicos se cuenta, que la coca fue enviada por el Dios Inti con el propósito de hacer más fuertes a los hombres y ayudarles en sus necesidades básicas como calmarles la sed y quitarles el hambre. En consecuencia, los curacas prohibieron el uso de la coca, ya que esta planta era reservada exclusivamente para uso religioso y para aquellos que tenían ciertos rangos en el Estado. “…Cuando los incas querían hacer un gran regalo a los principales curacas y criados que más querían, les daba una petaquillas de coca” (Leviller 1935:295). Según el testimonio del padre José de Acosta. “… En tiempo de los reyes Incas –dice- no era lícito a los plebeyos usar la coca sin licencia del inca o su gobernador”. (Acosta 1894:381). Esta prohibición por parte de los incas no es porque estos conocían sus propiedades toxicas sino, porque ellos le atribuían un origen divino a esta planta, el cual les hacía crecer.
Sin embargo, sí se le atribuye un origen divino a todas las plantas, que crecen en el suelo ¿por qué no se prohibió el uso de las demás? La respuesta es porque la coca, según los incas, tenía la propiedad de no hacer cansar, calmar el hambre y la sed, resultados que otra planta en todo su potencial no lo podía lograr.



http://www.youtube.com/watch?v=gT3bt94xmW0 es una canción sobre la coca

[1]Cfr. De la Peña Begué 1972 :283-284


No hay comentarios:

Publicar un comentario